Salud Belleza Dietas Recetas Ser Madre Actualidad

Rituales Mágicos
Nueva web site en la que encontrarás tus rituales mágicos.
CONOCE Y REALIZA TU RITUAL MÁGICO PARA ESTAS NAVIDADES Y EL PRÓXIMO AÑO.
Accede a Rituales
Accede a los enlaces recomendados de EstarSana.com

Cómo preparar a un niño para una visita dental
Si es la primera vez que su niño va al dentista, o talvez hace seis meses desde la última visita, los padres pueden tener dificultades para comunicar lo que va a ocurrir sin asustar a su hijo, debido al miedo que se hay en nuestra sociedad.

Pero la preparación es la mejor manera de asegurarse de que sus hijos se preocuparán por sus dientes. Siga leyendo para aprender cómo preparar a un niño para una visita dental.

Instrucciones

Llame al dentista. Antes de la visita de su niño, hable con el dentista y pídale que le explique a usted lo que sucederá durante la visita. Las visitas de los niños al dentista suelen ser diferentes a la de los adultos, así que no necesariamente se debe basar en su propia experiencia.

Solicitar una visita guiada. Varios días o una semana antes de la visita de su hijo, pregúntele al dentista personal si puede mostrarle a su hijo la oficina o consultorio, señalando todos los lugares en los que su hijo puede jugar, los premios que recibirá para el cepillado , y cualquier otro aspecto divertido. Así de ésta manera usted logrará que su niño recuerde la gira que realizo y asociarla a la experiencia que hizo con el dentista.

Discutir la visita del día anterior. A pesar de ésta preparación, si su hijo está mostrando síntomas de ansiedad, puede tener la tentación de hablar de su próxima visita dental todos los días durante todo el día en un esfuerzo por calmarlo. Que de hecho puede prolongar la ansiedad, porque los niños no tienen un sentido exacto del tiempo. Basta con recordar a su hijo en el día de la cita de hoy que el día que llegue a la visita puede ver lo que más le gustó en la oficina del dentista.

Al igual que los adultos, es posible el dolor que causa el factor miedo en los niños. Si su niño va a una simple limpieza y examen, no hay prácticamente ninguna posibilidad de dolor. Aun cuando el dentista le observe una cavidad, se le haría saber que mirarlo más adelante (para que pueda preparase). Para que usted pueda responderle con honestidad que la visita no hace daño. Sin embargo, si se avecina una cita que podría implicar algo de dolor, es importante ser honesto - sin causar indebido miedo - y así su confiar en ustedes al decirle la verdad en el futuro.


Añadir a favoritos el portal Estar Sana | Recomienda Estar Sana a tus amistades | Date de alta en el servicio de envio de noticias de Estar Sana
Copyright © 2006 Estarsana.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad