Salud Belleza Dietas Recetas Ser Madre Actualidad

Rituales Mágicos
Nueva web site en la que encontrarás tus rituales mágicos.
CONOCE Y REALIZA TU RITUAL MÁGICO PARA ESTAS NAVIDADES Y EL PRÓXIMO AÑO.
Accede a Rituales
Accede a los enlaces recomendados de EstarSana.com

¿Cómo regular el intestino?
Es necesaria la ingestión de fibra y dosis suficientes de agua que limpien al organismo y ayuden a reducir graves padecimientos.

¿Cómo regular el intestino?

Se trata de regularizar el hábito a través de un programa de entrenamiento intestinal y estableciendo buenos hábitos de salud: sana alimentación, tiempo regular de defecación, reposo, relajación y ejercicio. El uso de laxantes debe eliminarse gradualmente e ir sustituyendo con alimentos que aumenten el movimiento intestinal.

¿Qué debemos comer?


El cambio de hábitos de alimentación debe ser la primera opción de tratamiento.

Aumentar el consumo de fibra en la alimentación como verduras y frutas con la piel, cereales integrales, tortilla de maíz, amaranto, avena, salvado de trigo, haba, lenteja, garbanzo, cereales con fibra.

Aumentar el consumo de agua mínimo 2 litros por día, evitando el refresco y el exceso de café.

Disminuir el consumo de harinas refinadas (pastas, bollería, tortillas de harina, etc).

Evitar alimentos muy grasosos como frituras, cortes de carne con mucha grasa, exceso de aceite, mantequilla, mayonesa, etc., ya que las grasas retardan la eliminación gástrica.

Si se combina una dieta baja en fibra con un bajo consumo de líquidos, el bolo denso de los alimentos digeridos se deshidrata dentro del colon, lo que lo hace seco y duro, por lo tanto, es más difícil de mover a través del intestino, lo cual ocasiona molestias por un incremento en la presión del intestino. La actividad física regular ayuda a estimular los movimientos intestinales, en tanto que permanecer sentado por mucho tiempo puede causar estreñimiento. Una dieta rica en hidratos de carbono simples (alimentos refinados: pastas, pan blanco, azúcares, etc) y baja en hidratos de carbono complejos (leguminosas, frutas, verduras, cereales integrales, etc), conduce a una alimentación deficiente en fibra.

Hay dos tipos de fibra:


Fibra soluble, que ayuda a regular los niveles de glucosa y colesterol en la sangre, además de proporcionar suavidad a las heces fecales.

Fibra insoluble que actúa dando volumen a las heces fecales.

¿Por qué es importante la fibra?

La cantidad adecuada de fibra es de 20-25g al día, pero depende de la necesidad de cada persona.

Previene el cáncer gástrico y de colon.

Proporciona sensación de saciedad.

Aumenta el volumen fecal.

Normaliza el tiempo de tránsito intestinal.

Constituye un sustrato para la fermentación colónica.

La fibra soluble retrasa el vaciamiento gástrico y disminuye el ritmo de digestión, así como la absorción de nutrimentos.

RECUERDA: la fibra siempre se debe acompañar del consumo de líquidos, ya que en auscencia de éstos puede causar el efecto contrario.


Añadir a favoritos el portal Estar Sana | Recomienda Estar Sana a tus amistades | Date de alta en el servicio de envio de noticias de Estar Sana
Copyright © 2006 Estarsana.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad