Salud Belleza Dietas Recetas Ser Madre Actualidad

Rituales Mágicos
Nueva web site en la que encontrarás tus rituales mágicos.
CONOCE Y REALIZA TU RITUAL MÁGICO PARA ESTAS NAVIDADES Y EL PRÓXIMO AÑO.
Accede a Rituales
Accede a los enlaces recomendados de EstarSana.com

A propósito del día internacional de la mujer:
El diario de Ciudad del Vaticano conmemora el día internacional destacando el invento de la lavadora como beneficioso para la “liberación femenina”. Veamos de qué se trata.

El domingo 8 de marzo en el marco de la celebración del día internacional de la mujer, el diario oficial del vaticano Osservatore romano hace un recorrido por los hechos e inventos que han apoyado la liberación femenina y han contribuido a que la mujer gane progresivamente su lugar, en referencia a desventajas históricas que se han presentado con respecto a la población masculina.

Así como habla de hechos históricos como el derecho al trabajo fuera de casa y el derecho al aborto, también destaca el invento de máquinas que facilitan la vida en el hogar y los quehaceres propios de una familia. Entre ellos, elogia el invento de la lavadora como favorecedora a la hora de cumplir con los deberes del hogar, una tarea que parece tan sencilla pero que se puede volver engorrosa y acaparar gran tiempo y esfuerzo. El artículo dedicado al tema se titula: La máquina de lavar y la Emancipación de la mujer.

La verdad sea dicha, es que excelente invento sí es. ¿Quién de nosotras no ha disfrutado la indescriptible sensación de practicidad, al llegar a casa, y a cualquier hora poder tomar la ropa que se usó en la semana, echarla a la lavadora con un poco de detergente en polvo y sólo esperar a que la máquina termine para tender la ropa?. Y no sólo nosotras, los hombres sin duda también disfrutan ello. Pensar que ya no hay que complicarse sacando un día entero para lavar ropa a mano, paso a paso: remojarla, enjabonarla, y lo más engorroso, restregarla para que salga la suciedad, luego enjuagarla, para exprimirla, tenderla y finalmente esperar mínimo un día para que seque (aunque éste tiempo también depende del tipo de prenda y la tela). Ahora, basta con tomarla, ponerla en la máquina, agregar agua y el jabón indicado para esperar a que esté lista, la sacamos absolutamente limpia, con fragancias frescas lista para terminar de secar y todo sin haber movido ni un dedo para restregar nada.

Genial verdad!. Por supuesto que lo es, este invento definitivamente ha descomplicado mucho la vida de mujeres y hombres, y hace que tengamos la ropa disponible para ponernos nuevamente y en poco tiempo, sin esperar una semana o más a que nos animemos a lavar ala ropa a mano. Es más, diría que éste invento no lo cambiaríamos por nada.

Sin embargo, bien hay otros detalles y logros históricos para mirar y destacar, además de aquellos que se remiten a las funciones operativas que como género hemos heredado. Como por ejemplo: la consecución del derecho al voto, la posibilidad de poder entrar a estudiar en una universidad (en Colombia, por mencionar un caso, fue hace muy poco, hacía los años 50s aproximadamente), la posibilidad de ocupar altos cargos, e incluso algunos que se han ido ganando poco a poco pero que a la vista de todo el mundo están aún pendientes: la igualación de salarios con respecto a hombres, y la oportunidad misma de que se reconozca la necesidad de seguir alcanzando lugares y condiciones de total igualdad.

Que curioso que sea precisamente el vaticano que se pronuncie en este sentido. Valorar un invento que facilita las funciones en el hogar y en parte descomplica la vida lo es ni lo único y mucho menos lo más importante que podemos tener las mujeres hoy día. Por el contrario, pareciera una forma de codificar los logros y sobre todo de ver a la mujer como mera solucionadora de quehaceres y tareas en el hogar.

Pues bien, afortunadamente no es así. Además de contar con esta y otras máquinas que facilitan tareas rutinarias, las mujeres tenemos otros logros alcanzados, otros por alcanzar y definitivamente muchas cosas de las cuales gozarnos. Hoy día prácticamente podemos vivir sin límites por razones de discriminación sexual, al menos en la gran mayoría de países. Podemos estudiar, ir a una universidad, crear una empresa, etc. Todo lo que queramos hacer sin preocuparnos por si somos mujeres o no. Lo podemos hacer por el simple hecho de que somos seres humanos.

Se debería valorar más nuestro lugar por todas las cosas buenas y constructivas que podemos hacer, y no sólo por aquellas que históricamente estamos llamadas a solucionar.


Añadir a favoritos el portal Estar Sana | Recomienda Estar Sana a tus amistades | Date de alta en el servicio de envio de noticias de Estar Sana
Copyright © 2006 Estarsana.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad